Reseña: Lifers – Jane Harvey-Berrick

lifers book

lifers bookDespués de ocho años en prisión, Jordan Kane regresa a su pueblo natal para cumplir la condicional rodeado de personas que aún lo acusan de asesinato. Sin embargo, la explosiva recién llegada, Torrey Delaney, no conoce su pasado ni comparte la actitud de un pueblo anclado en él. ¿Podrá ella devolver la luz a su vida? ¿Podrá él perdonarse algún día?

Recientemente he descubierto a esta autora de New Adult y la verdad es que ya tengo ganas de empezar otro libro suyo. El primero que leí, Dangerous to know & love, me sorprendió gratamente. Quizás sigue más el guión de chico malo + chica pueblerina pero es muy bonito, más dramático de lo que aparenta y desde luego lejos del concepto habitual de “chica sumisa”. Eso me animó a leer Lifers y menuda sorpresa me he llevado. Esta es otra historia donde los protagonistas no son lo que parecen. Torrey es realmente explosiva. Vive su vida como le da la gana y no deja que nadie la juzgue. Tiene un pico de oro y me encanta su capacidad de soltar insultos como un camionero. Jordan, sin embargo, está totalmente encerrado en sí mismo y se siente tan culpable que se cree cada acusación y mal gesto dirigido a él. Tal vez no es una actitud muy realista para alguien que ha crecido en la cárcel pero te lo acabas creyendo porque ese sitio afecta a las personas de una manera que sólo los que han estado allí lo saben.

No puedo destacar nada negativo de este libro. A ratos divertido y a ratos conmovedor por lo cruel que puede llegar a ser el ser humano, este es un libro ligero, adictivo, con una chispa sexual muy bien llevada y una historia romántica preciosa. No gana una puntuación máxima porque no está del todo en esas “grandes historias” pero desde luego sí es una autora a la que merece darle una oportunidad si vas en busca de New Adult.

 

Una boda literaria

Una boda de cuento

Hoy he venido a hablar de mi libro o más bien de la historia que he estado escribiendo junto a mi recién …

Citas a medianoche #68

Los libros son diferentes para cada persona que los lee, pero a la vez son iguales para todo el mundo y a ellos no les importa quién eres, o dónde vives, o quién es tu familia. Nadie… nadie te mira por encima del hombro cuando estás leyendo.

Clara Cortés. Al final de la calle 118.

Feria del libro Madrid

Resaca de feria…

Dice mi madre, y probablemente el 90% de las madres del mundo cuando el domingo estás reventado de una juerga, que “sarna …

Citas a Medianoche #67

El alfabeto sólo tiene veintisiete letras. Podría pensarse que no se puede hacer mucho con sólo veintisiete letras. Podría pensarse que no son muchos los sentimientos que esas veintisiete letras pueden inspirar cuando se combinan y se mezclan entre sí para formar palabras.

Colleen Hoover. Tal vez mañana.