El Juego del Ángel ~ Carlos Ruíz Zafón

El Juego del ÁngelDespués de siete años de espera, por fin Zafón publicó la segunda obra de la tetralogía El Cementerio de los Libros Olvidados. Los capítulos iniciales del Juego del Ángel prometen. Prometen volver a una antigua Barcelona sumida en una niebla misteriosa y gótica, capaz de poner los pelos de la nuca de punta cuando lees en el silencio de la noche. Ese pequeño escalofrío que sin llegar a ser miedo notas en los detalles que ilustran la obra; un portafotos vacío, una melodía lejana, una puerta entreabierta o una niebla matutina.

Pero aunque Zafón no ha perdido esa magia para crear ambientes y llenarlos de incertidumbre y misterio, hay algo muy importante que ha olvidado en esta obra. El autor ha perdido sus personajes, para convertirlos en los muñecos de trapo sin vida con los que le suele gustar aterrarnos. Ni siquiera el propio protagonista alcanza nuestro entendimiento y vaga por un exceso de páginas, 667 nada menos, sin aportar nada más allá que su propio delirio. Todos sus personajes acaban siendo unos desconocidos que vienen y van (sobretodo se van) sin llegar a saber nada de ellos y mucho menos comprenderlos. La única que escapa es la pequeña Isabella, a la que uno acaba teniendo un aprecio especial por el simple hecho de hacernos sentir algo, lo que sea pero algo.

Pero dejando de lado este, para mí, gran fracaso, pasamos a la historia en sí. ¿Alguien la ha entendido? De ser así agradecería cualquier comentario explicativo porque señores yo no entendí nada. Mi impresión general es que el autor perdió él mismo el hilo de la historia, lo enredó y lo anudó de tal manera que para cuando quiso concluir de tanto tirar lo partió. La historia comienza cuando a un buen escritor aunque poco reconocido, le hace un encargo un desconocido editor por el que le pagan una gran suma de dinero. Hasta ahí todo bien, un buen hilo argumental, pero el resto no tiene absolutamente ningún sentido, ni siquiera cuando llegas al final y esperas con ansia que las piezas encajen.

El libro comienza llevando a nuestro joven Martín a un prostíbulo, donde Zafón claramente quiere llamar nuestra atención con una escenita erótico-sexual que de ninguna manera acaba encajando en la historia. Ahí es donde el protagonista recibe la tarjeta del que será su editor, que digo yo si no era lo mismo dejarla en la mesa. Su editor, un tipo misterioso faltaría más, le encarga crear una religión (misterioso es decir poco). El encargo, aunque nos hagan creer que es importante para la trama, no tiene ninguna finalidad aparte de debatir en incontables y aburridísimas páginas sobre religión. Con la cantidad descomunal de dinero que Martin recibe por soportar las locuras de su editor, éste compra una casa que a todas luces está embrujada y en la que pasa su vida escribiendo. Con esto y poco más, Zafón abre distintas tramas que prometen entrelazarse pero que al final ni se conectan ni tienen un final concluyente. ¿Y el supuesto hilvanado con el Cementerio de los Libros Olvidados? Pues bastante superficial para que nos vamos a engañar.

He leído todos los libros de Carlos Ruiz Zafón y me gusta bastante como escribe. Algunas de sus pequeñas historias pueden ser más o menos flojas pero en mi opinión son muy entretenidas. Creo que con esta última obra Zafón quiso ser mejor, no caer en el fracaso del segundo bestseller y de tan lejos que se quiso ir se perdió a sí mismo. Tengo la esperanza de que en el próximo tenga la modestia de aprender de la crítica y nos regale nuevamente una historia digna del Cementerio de los Libros Olvidados. Mientras tanto, seguiré recomendando Marina y La Sombra del Viento.

[information]Título: El Juego del Ángel – Autor: Carlos Ruíz Zafón
Editorial: Planeta – ISBN: 9788408081180 – Precio: 24,50€
Editorial: Booket – ISBN: 9788408094197 – Precio: 14,50€
Nº Páginas: 680 (aprox.)
Edad Recomendada: A partir de 16 años[/information]

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *