Reseña: El fantasma de Anil ~ Michael Ondaatje

El Fantasma de Anil (Foto: Elwen)Esta mañana terminé por fin un libro demasiado complejo y alejado de mis lecturas habituales. El Fantasma de Anil cuenta la historia de varios personajes en una época de terror en Sri Lanka. En 1992, el pueblo inocente se ve envuelto en el fuego cruzado entre separatistas tamiles, el Ejército Popular de Liberación y el Gobierno. Fuera del país, la ONU es consciente de que el Gobierno atenta contra sus ciudadanos pero hasta ahora no ha habido pruebas. El resultado a lo largo de 1992 son alrededor de 20.000 muertos. Da escalofríos pensar que eso pasó hace tan solo 17 años y que aún hoy Sri Lanka sufre el terrorismo de los Tigres Tamiles.

La sinopsis del libro nos cuenta que la forense de la ONU, Anil Tissera, de origen cingalés, se traslada a Sri Lanka para averiguar las causas de la muerte de varios esqueletos encontrados en un yacimiento arqueológico. Entre ellos se haya uno que no corresponde con la época, Sailor, que, aunque reciente, es difícil de identificar dado el brutal maltrato sufrido antes de morir. Junto con Sarath Diyasena, arqueólogo, Anil deberá averiguar la identidad de Sailor como prueba de que el Gobierno atenta contra el pueblo inocente. Lo que puede parecer la trama principal no es más que un subterfugio para contarnos las vidas de Anil, Sarath, Palipana, Gamini, Ananda… y algún que otro personaje más. Curiosamente del que menos sabremos al final es de Sailor, el esqueleto que debería centrar la historia. Lo que hace complejo el libro es la forma de contarnos sus vidas. Ondaatje ha salpicado el libro con fragmentos, flashbacks, idas y venidas casi a cada página. Trozos y más trozos de vidas e historias que al final de una forma abstracta encajan para darnos la visión de una Sri Lanka asolada por el miedo al gobierno, la guerra, al vecino, la familia… Una Sri Lanka hermosa y salvaje, con historia y belleza pero sumida en un terrible conflicto político.

El Fantasma de Anil no pasará a ocupar mi lista de lecturas favoritas pero he de reconocer que el libro está bien escrito. Es diferente y profundo, algo que parece ser caracteriza a Ondaatje. No puedo compararlo con su anterior obra, El paciente inglés, pero sí puedo decirles que me resultó un libro complicado y denso que requiere de mucha concentración para no perderse

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *