Reseña: Latidos ~ Anna Godbersen

Latidos (Foto: Elwen)Las novelas románticas de época han estado siempre dentro de un rango de edad adulto y en más de una ocasión con algún que otro rombo xD. Sin embargo, de un tiempo a esta parte encuentro este género también en libros juveniles como es el caso de Latidos de Anna Godbersen.

Que no os engañe su portada, este no es otro libro de vampiros.

El libro se centra en finales del siglo XIX en un Nueva York lleno de bailes, vestidos y cortejos que nos recuerdan a Austen. Todo es previsible, la falta de recursos económicos apunta a una boda sin amor, la necesidad de dar buena imagen apunta a otra en la misma dirección y, en medio, los sentimientos hacia otras personas de los propios protagonistas. ¿Cómo se resolverá semejante lío? Para eso tan solo tendrás que leer el primer capítulo pues al igual que en Crónicas de una muerte anunciada, la historia comienza por el final.

Esperaba más de este libro que ha recibido tan buenas críticas en otros blogs del género. Sin embargo, el resultado ha sido un tanto decepcionante. Aunque su lectura es rápida y tiene cierto gancho, la historia es bastante insulsa. Los personajes son unos desconocidos para el lector, la protagonista sin personalidad queda desplazada por su hermana, la mala ladra mucho pero muerde poco y al género masculino parece faltarle taurina en vena :P. En general el libro me ha recordado al breve paso de Gossip Girl por Cuatro; mucho ruido y pocas nueces.

Descafeinado

Sin embargo, no quiero quedarme con el sabor amargo del café pues, al igual que éste, el texto tiene un “algo” capaz de mantener el equilibrio entre lo sencillo y lo elaborado. Anna Godbersen tiene una forma particular de escribir que me ha gustado lo suficiente para no tener reparos en leer la segunda entrega, Rivales.

¿Conseguirán los protagonistas estar al fin con quien desean?

Aún falta para que las novelas románticas juveniles de época ganen en calidad. De momento, les siguen faltando giros argumentales, unos personajes menos insulsos y sobre todo sal y pimienta (interprétese como cada uno considere ;)). Como siempre digo, nunca hay que olvidar para quién está escrito y en ese aspecto creo que ha alcanzado su objetivo, aunque la autora no debería olvidar que las jóvenes lectoras con cada vez menos noñas y más voraces.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *