Reseña: Los hombres que no amaban a las mujeres ~ Stieg Larsson

Los hombres que no... (Montaje: Elwen)A estas alturas no conocer la trilogía Millenium puede ser toda una suerte; primero porque no te habrás creado expectativas y, segundo, en consecuencia la puedes llegar a disfrutar mucho. Los hombres que no amaban a las mujeres es el primero de los casos que intentarán resolver Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander. Mikael es conocido en el gremio como Kalle, periodista económico, cuarenta y pico, racional y con la vida resuelta. Lisbeth, tiene veinticinco años, es introvertida, sin estudios, llena de piercings, tatuajes y considerada por el estado como incapacitada. Las circunstancias que los reunirán a ambos serán Harriet, desaparecida hace casi 40 años y a quien su tío, cabeza de la familia Vanger, insiste en seguir buscando.

¿Asesinada? ¿Secuestrada? ¿Qué pasó con Harriet Vanger?

La historia comienza sin demasiada prisa, presentando sus personajes y el problema que se nos viene encima, haciendo hincapié en un exceso de detalles. Tal vez esta primera mitad resulte lenta para algunos, con 300 páginas de datos difíciles de almacenar en nuestra memoria. Personalmente no me ha disgustado y he mantenido una  libreta como siempre a mano para mis propias anotaciones. Una vez planteado el escenario, los personajes y el argumento, el tren, con todos sus pasajeros dentro, aumenta la velocidad y nos lleva rápidamente hacia un final que queremos descubrir impacientes.

Pero, ¿a qué debe Larsson su éxito de ventas? No podemos decir que sea una prosa casi poética, de descripciones bellas y argumentos filosóficos, típicos ingredientes para un clásico de la literatura. De hecho, el estilo de Larsson es tan común que en ocasiones me parecía estar leyendo un catálogo de Ikea (lo digo por la retahíla de nombres impronunciables). Si tenemos que apuntar factores destacables y francamente positivos empezaría por los personajes. Tanto los protagonistas como el reparto de secundarios no solo están bien elaborados sino que son diferentes. Su forma de vivir y ver la vida me pareció muy abierta. Otro punto a destacar es la morbosa violencia y el sadismo que hace acto de presencia en determinadas escenas del libro. No es que sea gratuita pero sí en la medida justa para la satisfacción de unas mentes cada vez más acostumbradas a que el telediario abra su portada día si y día también con cuerpos ensangrentados y maltratados. En último lugar, y no menos importante, tenemos el argumento. Como ya he mencionado, la trama está bien hilvanada, con sus pistas aquí y allá, y su dosis de intriga, acción y sexo (esto como el comer sandwiches). Tiene un punto débil en alguna parte porque, aunque el final llega a sorprender, fue casi una confirmación de mis sospechas iniciales.

Personalmente os lo recomiendo, ahora que estamos en verano, siempre y cuándo seáis capaces de olvidar el marketing y el número de ejemplares vendidos, porque ni es la maravilla mundial de la que todo el mundo habla ni es tan mala como algunos han querido verla.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *