Reseña: La canción de la Princesa Oscura ~ Javier Bolado

La canción de la princesa oscuraLa canción de la Princesa Oscura es la primera novela de este joven valenciano que anteriormente había trabajado en el mundo del cómic. La historia de Esencias comienza con el repentino silencio del Oráculo; una enorme máquina construida por los Dragones capaz de ver el destino de las personas. Con motivo de no alarmar al pueblo, las shamanas enviarán a una joven doalfar en busca de unos libros con posibles respuestas. Pero antes de que Eriel pise Tiria, su viaje se habrá convertido en un reto por la supervivencia y sólo la ayuda de los amigos que va encontrando en su camino aplazarán un destino que no fue capaz de predecir ni el propio Oráculo.

En general el autor va “camino de”, mejorar, corregir, profundizar… se ve a la legua los defectos de quien se ha dedicado mayoritariamente a los cómics; una predilección por lo que llevan puesto los personajes y una ausencia por describirnos el entorno. Bolado nos cuenta viñetas, forzando diálogos y situaciones, pero olvidando dar un motivo, un argumento o incluso rellenando los fondos blancos de esa ilustración. Se puede dibujar una manzana pero si el fondo del cuadro está blanco no tiene sentido. De pronto se nos habla de términos que no conocemos o en su defecto que no sabemos qué repercusión tienen, como es el caso de la electricidad. ¿Exactamente a qué se aplica? Resulta, además, un tanto ambiguo que en un marco histórico en el que hay trenes a vapor y electricidad, de momento no se haya descubierto la pólvora y se luche a base de magia y espada.  No digo que no sea factible pero el autor no ha hecho quizás lo suficiente para que sea creíble.

La débil luz del crepúsculo entraba, con tonos grises y anaranjados, a través de las ventanas de la sala. En el centro, observando cómo el sol se iba ocultando entre las nubes y el mar, un hombre de cabello cano y corto degustaba un buen vino. Se atusaba su cuidada barba mientras sus cansados ojos azules no dejaban de mirar el ocaso del astro red desde su sillón. Esperaba sin esperar nada. Sencillamente se deleitaba con la puesta y con el sonido del péndulo del enorme reloj, que, en su elaborada caja de madera de marquetería, marcaba impasible las horas.

No, no todo es malo y he dejado el sabor dulce para el final porque a decir verdad el libro medianamente me ha gustado. A veces se ve un diamante en bruto que brilla a contraluz en algunos fragmentos pero que en muchos otros se oscurece para vernos a nosotros mismos reestructurando frases mientras leemos. Un corrector de estilos quizás hubiera sido una interesante solución.

Lo que no le falta al autor es imaginación. Como idea de manga novelizado el libro es sencillamente original. Además, lo acompañan unas ilustraciones preciosas elaboradas por el propio Javier. Hay una gran variedad de razas y personajes variopintos, cada uno con sus particularidades ,que solo pueden salir de una mente creativa. El intento de formar un entorno rural y a la vez moderno, aunque fallido, es una buena apuesta por lo diferente. También encontré bastante elaborados los flashbacks y momentos oníricos de los personajes. Ambos aspectos intentan darle profundidad a una historia, de momento, cogida con pinzas. Habrá que leer la segunda entrega, El anhelo del destino, para saber dónde desemboca todo y hasta qué punto la trama está realmente elaborada.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *