Reseña: Entre luz y tinieblas ~ Laura Whitcomb

Cuando eres Luz, lo que hace temblar una flor no es la brisa que provocas al pasar rápido junto a ella, ni el roce de la falda lo que provoca que un paño se agite. Cuando eres Luz, sólo tus sentimientos pueden emitir una onda tangible al mundo. Un instante de desengaño cuando tu anfitrión cierra la novela que está leyendo demasiado pronto puede removerle el pelo y hacer que se vaya a comprobar en la ventana si hay corriente de aire. Un suspiro nostálgico ante la belleza de una rosa que no puedes oler puede ahuyentar a una abeja. O una risa silenciosa por una palabra incorrecta puede hacer que a un alumno le pique el brazo debido por un inexplicable escalofrío.

Entre Luz y Tinieblas (Foto: Elwen)Entre luz y tinieblas es sin duda un libro bello en esencia pero quizás algo flojo en sustancia. Laura Whitcomb escribe pasajes preciosos para contar la historia de Helen y James, dos luces, dos almas que tras 130 años de soledad se encuentra en mitad de una clase. Y desde esa primera mirada, ese encuentro fortuito, ya no querrán separarse o más bien necesitarán juntarse, sentirse y tocarse porque ella es Luz y él es humano.

Me ha gustado mucho cómo Helen observa las cosas, como ansía tocarlas u olerlas, también cómo las descubre por primera vez y lo mucho que le cuesta entender estos tiempos modernos. James por su parte es un singular caballero de los que parecen llevar sombrero y retiran la silla para sentarte pero metido en el cuerpo de un adolescente traficante y drogadicto con multitud de problemas familiares. Él era un alma anclada a un parque, hasta que usurpó el cuerpo de Billy. Ella está anclada a su anfitrión, el Sr. Brown, hasta que conoce a James.

Me ha costado mucho creerme el amor entre ellos, esa terrible necesidad de querer estar con esa persona y tengo mis dudas de si era algo pasional o sexo largamente reprimido (que también me vale, oiga, pero que no me lo venda como otra cosa xD). Tampoco me ha convencido el final, es un tanto precipitado e injustificado. La historia parece un mero esbozo de una brillante idea que se quedó a camino en sus 255 páginas. Me quedo, sin embargo, con el buen sabor de boca que deja el estilo de escribir de Laura Whitcomb, con los personajes secundarios y las descripciones.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *