Marcapáginas ¿o lámparas?

No sé cómo siempre acabo en los sitios más recónditos de la red y encuentro en inventos de lo más variopintos. Hoy les traigo dos marcapáginas que bien podrían formar parte del mobiliario pues en realidad son pequeñas lámparas de lectura. Una, que debe de tener algún tipo de deformación profesional, se pregunta ¿puede la primera soportar un tocho del calibre de Juego de Tronos? ¿y si lees muchas horas, la segunda no quemará las páginas cuando finalicemos la lectura?

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *