Reseña: El ladrón del rayo ~ Rick Riordan

Primera entrega de la serie Percy Jackson y los Dioses de Olimpo que llega a mis manos tras el reciente estreno de la película (2010). No puedo decir que conociese a Rick Riordan con anterioridad pues fue tras el visualmente espectacular trailer de Chris Columbus que me animé a indagar sobre este personaje que se ha hecho nuevamente un hueco en las librerías.

Aunque sabía que era imposible, Salamandra quería, como toda groupie, un hijo del famoso mago Potter y creyó que un semidios llamado Percy podría devolverle todo aquello que echaba en falta del niño que sobrevivió y se graduó. Y aunque el intento es notablemente bueno, no se puede retener con un hijo un amor de verano que siempre permanecerá en el recuerdo como algo único y difícilmente repetible.

Después de esta ida de olla monumental, les cuento que hace semanas terminé de leer el Ladrón del rayo y me gustó pero no de forma memorable. Es un libro perfecto para la edad recomendada, entre 11 y 13 años, con un buen trío de amigos y una buena dosis de aventura, y de paso a lo mejor aprenden algo de mitología. Sin embargo, es más bien psée: un chico que no conoce sus orígenes se lanza a la aventura con una amiga muy inteligente y un amigo algo tontorrón (¿les suena?). En el camino encontrarán todo tipo de criaturas mitológicas que salen al paso de ellos sin orden ni concierto y en un argumento algo improvisado. Sinceramente, esperaba algo más de un semidios y se me hizo bastante ridículo pasarse medio libro intentando averiguar quién es el padre de Percy cuando se sabe desde la primera página. Como excusa voy a suponer que a lo mejor un niño no se daría cuenta, no lo sé, en casa no tenemos de eso así que me toca esperar 10 años para usar a mi sobrino de conejillo de indias 😛 Tampoco entiendo cómo un adulto envía a un niño de 12 años en una misión contra poderosos dioses, atravesando el país en guagua bus, sin llamar la atención de nadie por ser un crío sino más bien por ser un posible criminal/terrorista. ¿Están locos en ese país o está loco el autor?

Poco más puedo decir aparte de que me ha gustado lo justo, que es entretenido y que me ha servido para refrescar alguna curiosidad sobre mitología que tenía largamente olvidada.

Sobre la Película

Evidentemente tenía que verla para despotricar con conocimiento de causa. Podría decir que “esto” o “aquello” es diferente pero ni siquiera merece la pena porque tengo claro que Chris Columbus ha leído un libro que no es el mismo que el mío y las diferencias son tantas que no acabaría nunca. En cierto modo comprendo esos cambios. Mientras que en el libro los personajes salen al paso “casualmente”, en la película hay una búsqueda clara y queda todo como más ordenado y estructurado.

Un acierto: Aumentar la edad del protagonista.
Dos errores: Cambiar al malo y la escena de Caronte.
Tres Lunas: Teniendo en cuenta que el libro PARA MÍ no pasa de 3.5 es normal que los cambios en la película no me afecten en demasía, dejando ésta tan solo medio punto por debajo.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *