Para los grandes, para los románticos, para los jóvenes, para ellas, para ellos… para todos los Lectores

Llega el último día del año y yo me dispongo a hacer el repaso al que ya muchos se han apuntado. Este año he logrado leer 15 libros más que en el 2010 aunque no ha sido suficiente para superar El Reto, del que me faltaron 2 (es lo que tiene cuando tienes que encajar lecturas por  pasión, por trabajo y por compromiso). Mi propósitos para el nuevo año son seguir aumentando la lista de pendientes, seguir acumulando libros en los estantes y seguir agobiándome con la certeza de que no tengo vida suficiente para leer todo lo que quiero. No hay más que ver mis estantes en aNobii para tener certeza de que antes de las 12 campanadas ya yo estoy cumpliendo con ello; la lista de “Sin Empezar” es superior a la de “Finalizados” y el número de “Abandonados” es más de lo que me gustaría. Pero bueno, a pesar de que todo ello pueda parecer muy negativo, yo estoy encantada y mi deseo para el 2011 es LEER MÁS (y terminar la carrera).

No iba a soltar esta parrafada sin motivo y es que mi intención hoy es que ustedes también aumenten su lista de pendientes, así que aquí van unas cuantas recomendaciones:

  • Hay libros que se abandonan porque no es el momento adecuado y otros para el que nunca quieres que llegue el momento. De estos últimos me quedo con dos: Torturidad Oscuridad (Elena P. Melodia) y El Camino de las Sombras (Brent Weeks). Los dos son un peñazo de campeonato a los que les debo una no-reseña, el primero por su fría protagonista y el segundo porque me parece el trabajo de un aficionado.
  • He leído muchíiiisimos libros juveniles este año y a veces te queda aquella pena de que no todos puedan destacar. Hoy quiero hacerle un hueco a La Novena Noche (Lesley Livingston) por ser un romance paranormal que no necesita que le hagan bombo.
  • De lo que prácticamente no he leído son novelas históricas. Me gusta mucho este género contado de forma amena pero este 2011 solo he podido hacerle hueco al último de Matilde Asensi, Venganza en Sevilla. Si te van las aventuras de piratas con protagonistas femeninas,  no te lo pierdas.
  • Si hay una autora a la que he leído incansable este año es Richelle Mead. He terminado con la saga Vampire Academy, he sucumbido a todos los publicados de la serie Georgina Kincaid y tengo en reserva Thorn Queen para que amenice mi espera por Bloodlines.
  • No todo ha sido bueno. En mi lista de decepciones están: Maldito Karma (David Safier), La tienda de los suicidas (Jean Teulé), En Ausencia de Blanca (Antonio Muñoz Molina)  y Crypta (Care Santos). Con los dos primeros me pasó lo mismo, no es fácil hacer reír a todo tipo de gente y yo tengo un humor bastante raro. A Muñoz Molina le concedo el mérito de escribir estupendamente aunque a mí me resulte forzado. Lo mismo ocurre con Care Santos cuya pluma puede presumir de dirigir muy bien el lenguaje pero que en este caso ha dado como resultado una historia para mí demasiado lenta y pesada.
  • De lo que sí he teñido mis lecturas este año es de rosa. Cada vez le hago un hueco más grande a un género en el que me confieso novata aunque con muy buenas maestras. De las pocas que he podido catar durante 2010 me quedo con Dama de Tréboles (Olivia Ardey) y Luna Comanche (Catherine Anderson). Es curioso que teniendo preferencia por las novelas de regencia hoy decida quedarme con dos del oeste y mi fetiche personal, Álbum de Bodas (Nora Roberts).
  • Finalizo la lista con mis favoritos para los que sobran las palabras.

Por último, les quiero recordar que esta medianoche salió el cuarto capítulo de las Mosqueletras Podcast. Ya sabes, si quieres aislarte media horita del bullicio familiar que nos acompaña estos días no puedes perdértelas porque venimos tan locas y disparatadas como siempre 😛

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *