Citas a Medianoche #33

-¿Qué pasa, Zarek? ¿Tienes miedo a morir?
El aludido se burló mientras empujaba a Astrid hacia Jess
– Morir es fácil. Lo difícil es vivir.

-¿Adónde vamos? – preguntó.
– Directos a la puta mierda.
– Vale – replicó Astrid con un tono tan sarcástico como el suyo -, espero que tengas un mapa, porque nunca he estado allí.
– Confía en mí, lo conozco como la palma de mi mano. He vivido allí casi toda mi vida.

El daimon se lamió los labios.
– La venganza es un plato que se sirve frío.
Una vez que Astrid hubo abandonado el sótano, Zarek bajó las escaleras a toda prisa y la emprendió a puñetazos con Tánatos.
– Estamos en Alaska, gilipollas. Aquí todo está frío.

Shellilyn Kenyon (Bailando con el Diablo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *