Kushner apellida la épica de los espadachines y el amor libre.

Allá por el 2006 ofuscada por las cancelaciones de TM y bajo el juramento de nunca volver a comprar una de sus series incompletas, emprendí un viaje que me llevó a las puertas de una Bibliópolis ahora llamada Alamut. Su pequeño catálogo, por aquel entonces, parecía de los pocos dedicado de lleno a la fantasía. Fue allí donde una capa roja sobre la nieve me causó ese cosquilleo de anticipación en los brazos. Sigue siendo aún hoy, 5 años más tarde, una de esas  portadas magníficas que llaman la atención por la que parece no pasar los años. Su nombre: A punta de Espada, de apellido Ellen Kushner.

Que comience el cuento de hadas una mañana de invierno, en tal caso, con una gota de sangre recién caída en la nieve marfileña: una gota tan brillante como un rubí bien cortado, roja como una solitaria mancha de clarete en un puño de encaje. Y lo que de aquí sigue, por consiguiente, es que el mal acecha detrás de cada ventana rota, maquinando malicia y encantamiento; mientras que detrás de los postigos cerrados los justos duermen sus sueños a esta temprana hora en la Ribera.

Nadie me había preparado para la épica de Kushner. Sus historias carecen de atlas y enciclopedia de criaturas míticas o mitológicas. La Ribera y la Colina son palpables y hasta se puede respirar el olor de sus callejones. La pobreza frente a la riqueza, la política frente a los lances de espada y, al final de la noche, los secretos de alcoba. Los duelos son una profesión que solo unos pocos llevan al arte y nuestro protagonista, Richard De Vier, arrancará suspiros como el aire que corta su espada. Junto a él, como una sombra, el indomable Alec; desgarbado, inteligente, sarcástico y loco temerario. Menuda pareja. Están en tal armonía y son tan entrañables que no te importaría volver a cruzarte con ellos dentro de 20 años y descubrir que siguen compartiendo las mismas discusiones, el mismo fuego hecho con patas de una silla y la misma sábana de lino. Te animo a conocer una pizca de ellos en el relato “La capa roja” que dio origen al libro pues es una pequeña muestra de este magnífico par de personajes.

Por suerte, no es esta la única historia de la Ribera de la que podemos disfrutar. Aunque posterior a ‘A punta de Espada’ se publicó ‘La caída de los reyes’, Bibliópolis/Alamut tuvo el acierto de traernos la no-trilogía (cada libro es independiente) de la Ribera en orden cronológico. No voy a entrar en detalles sobre la obra que transcurre 60 años más tarde con el hijo póstumo de Alec como protagonista porque para eso tienen la reseña, del que sí les hablaré brevemente es de ‘El Privilegio de la Espada’ que para variar tendrá un narrador con voz femenina. Katherine no solo será forzada por su tío, el Duque Loco, a aprender el manejo de la espada sino que a través de ella también se descubrirá a sí misma. Nuevas intrigas políticas, nuevos lances en callejones oscuros, y una protagonista con fuerza y carácter. ¿Volveremos a cruzarnos con conocidos no tan nuevos?

Me hubiera gustado seguir probando las letras de esta magnífica autora pero más allá de escribir algunos librojuegos publicados por TM a finales de los 80 y encargarse de algunos recopilatorios de relatos de fantasía, Kushner se ha dedicado principalmente a la radio. Su trabajo más reciente ha sido la edición junto a Holly Black del regreso de BorderTown.

BorderTown fue allá por los 80 toda una revolución entre los jóvenes y de esa subcultura surgieron grupos de música, juegos de rol e incontables grupos de fans. Las historias que componían las antologías de BorderTown se basaban en un mundo compartido; una ciudad moderna al borde de un mundo mágico y misterioso donde van a parar niños fugados  para comenzar una nueva vida. Los libros de BorderTown comprenden 4 antologías y 3 novelas, hoy en día difíciles de conseguir. Por ello, y ante el auge de la fantasía urbana dentro de la literatura YA, este 2011 será el regreso de viejas y nuevas glorias con Welcome to BorderTown. En él se reencontrarán tanto autores de las primeras entregas como Terri Windling, Emma Bull y la propia Ellen Kushner, como aquellos que están entre los más vendidos de juvenil como Cassandra Clare, Neil Gaiman y Holly Black. Toda un grupo de talentos que espero no perderme a finales de mayo. ¿Te apuntas?

 

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *