Citas a Medianoche #44

Entonces, hizo algo que los dejó anonadados a los dos. Se puso de puntillas y le dio a Riley un beso en los labios.
– Gracias por volver a ayudarme.
Cuando ella quiso apartarse, él la garró por los antebrazos y la mantuvo donde estaba. Tenía los ojos brillantes.
– La próxima vez que decidas hacer eso…
– ¿Qué? ¿Tengo que avisar?
– No – dijo Riley con una sonrisa -. Recréate.

Gena Showalter (Entrelazados)

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *