¿La Biblioteca más pequeña del mundo o el punto de Bookcrossing más grande?

En la era de la tecnología, muchos temen que el libro como tal desaparezca en favor del eReader pero resulta curioso que sea un invento más moderno, es decir, el teléfono y sus respectivas cabinas, sea quien esté perdiendo antes la partida a su “enemigo” el móvil. ¿Podrías situar ahora mismo dónde  hay un teléfono público en tu ciudad?

Para la compañía BT el mantenimiento de sus famosas cabinas rojas empezaba a ser más costoso que deshacerse de ellas (creo que unas £200 anuales por cabina). De modo que tomó la decisión de despojarlas del teléfono y vender la caseta roja por £1 a quien quisiera adoptarla (solo para parroquias, comunidades o ayuntamientos). El pueblo inglés y su sentido de lo tradicional dio una gran acogida a la campaña, cientos de cabinas se han vendido desde 2009 y multitud de ideas han surgido en torno a su funcionalidad: baños públicos, minibares, galerías de arte… Una de las propuestas más populares ha sido la de crear pequeñas bibliotecas de intercambio. Con capacidad para más de 100 libros, un amplio horario (24/7), sin preocupaciones por la fecha de devolución e incluso lámparas para las escapadas desesperadas a por una lectura nocturna, la cabina ha recuperado su atractivo y es el orgullo de más de un pueblo inglés.

Somerset, Yorkshire, Cheshire, Warrington… están por todos lados y además han evolucionado. Algunas ya cuentan con un tablón de peticiones, otras incluso han sumado al intercambio del libros el intercambio de semillas y para muchos de los pueblos más pequeños ha sido la salvación cuando su biblioteca habitual era ambulante y les visitaba cada 15 días.

Imagino que no vais a sumaros a la campaña de BT pero si tenéis un viaje previsto a tierras anglosajona, en este enlace hay una relación de localizaciones de algunas de estas bibliotecas.

Fuente de las imágenes.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *