Citas a Medianoche #48

Valor
Te dije que era ridículo pagar treinta dólares por una docena de rosas solo porque era San Valentín. Te prohibí expresamente que lo hicieras.
Y ese día, cuando fui a pagar la comida, ¿qué encontré? Treinta billetes de metro en la cartera, cada uno con una rosa impresa. Te imaginé metiéndolos en la impresora. Oh, cómo tuviste que sonreír mientras lo hacías. Tuve que pedir a la mujer del restaurante que sacara una foto de mi propia sonrisa para mandártela.

David Levithan (A de Amor)

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *