Resaca de feria…

Dice mi madre, y probablemente el 90% de las madres del mundo cuando el domingo estás reventado de una juerga, que “sarna con gusto no pica”. Hoy, a mis 34 añetes (que no son pocos), afirmo que esto es una verdad como un templo. Estoy agotada, con los hombros como tomates y los pies pidiendo a gritos un masaje pero feliz y llena de energía positiva. ¿Cuál es mi secreto? Anoche aterricé de nuevo en Tenerife, muy tarde, después de pasar el fin de semana en la Feria del libro de Madrid.

No voy a haceros una crónica de la Blogger Lit Con 2016 porque apenas estuve. Sí que disfruté (o me aproveché) de algunos de sus eventos para saludar a viejos conocidos. Sé que para muchos la BLC son un millón de actividades, corriendo por la feria, y cargar con libros ganados en juegos, concursos y sorteos. Eso es divertido y también disfruté de ello cuando el país bloguero aún era Luxemburgo y no China. Pero al final, el mejor recuerdo que guardo de esos años son los ratos en la terracita tomando un refresco, la charla en la cola para una firma o el viaje en metro hablando de los macizorros en las novelas románticas. Los blogueros me dais la vida.

logo-blcEste año he tenido la suerte de reencontrarme con viejos conocidos y ha sido fantástico. También ha sido toda una experiencia tener que hacer cola para abrazar a algunos de ellos. En esta feria he visto con alegría cómo unos cuantos conocidos estaban al otro lado de la caseta como escritores y no como lectores. De lo que me queda pena es de no haber tenido tiempo para más. De conocer a más gente o de ver otras actividades (¡había demasiadas!). Los asistentes estaban muy dispersos y poder ver a la mayoría ha sido imposible. Supongo que por eso siempre me ha gustado más la post-BLC. El plan es relajado, los asistentes que quedan no van tan frenéticos y se consigue una conexión mayor. Resultado de esto fue el encuentro con Fernando J López y Rafael Salmerón el domingo. Ambos autores se sentaron en el césped con los allí presentes para darnos a conocer sus novedades en Loqueleo. La actividad trascendió y se convirtió una interesante e intensa conversación sobre la narrativa juvenil, los problemas actuales de los adolescentes y los medios para solucionarlos (literatura mediante o no). Pasaron prácticamente dos horas volando y casi nos olvidamos hasta del almuerzo. Fue gratificante.

Logo LoqueleoPero no sólo de Blogger Lit Con ha ido esta feria para mí. He tenido el placer de conocer a autores, de pasar el rato con mis compañeros y de aprender de ellos. Quien me conoce sabe que no soy especialmente habladora en reuniones de más de tres personas pero eso sólo es porque me empapo de opiniones, observaciones y todo lo que lo demás aportan. Aprendo tanto de las personas que me rodean en el trabajo que llego a casa con las pilas cargadas. Qué pena no tenerles más cerca ^_^

En definitiva, ha sido un fin de semana demasiado corto que espero volver a repetir el año que viene.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *