Currently browsing tag

John Boyne

Reseña: El niño con el pijama de rayas ~ John Boyne

Sinopsis: Un día Bruno llega a casa y la criada está empaquetando sus cosas en cajas, incluso las pertenencias que eran suyas y de nadie más, porque se trasladan a otra casa que solo tiene tres plantas (no cinco como la de Berlín, incluyendo el sótano y la buhardilla). A su padre lo han ascendido porque el Furias tiene grandes proyectos para él y ahora vivirán en un sitio horrible llamado Auchviz donde hay mucha gente vestida con un pijama a rayas al otro lado una alambrada.

El niño con el pijama de rayasEl niño con el pijama de rayas comienza de manera deliciosa metiéndonos en la mente de un niño de 9 años, que a más de uno parecerá excesivamente inocente para su edad (tal vez porque Bruno nació el 15 de abril de 1934) para pronto convertirse en repetitiva, simple y hasta fría. No voy a negar que el trabajo es bueno y la idea original, disfruté de la perspectiva del niño y su modo de entender las cosas. Pero John Boyne ha educado un niño demasiado serio, al que le falta estar más despierto, hacer alguna travesura y encogernos el corazón. La novela se me ha quedado corta. Tengo la impresión de que le falta algo por en medio y sin lugar a dudas mucho en el final. ¿Dos páginas para el último capítulo? Me parece que todavía podía haber profundizado al menos una página más para apretarnos el corazón.

Es verdaderamente difícil leer objetivamente y hacer una crítica equilibrada de un libro que ha sido un éxito tan grande a lo largo del 2008 (y sigue siéndolo). Normalmente tras leer el libro en cuestión hago una pequeña búsqueda de datos, opiniones y referencias para mis críticas. Esperaba encontrar todo halagos hacia El niño del pijama a rayas y verme acorralada entre la espada y la pared por sus seguidores. Sin embargo me sorprendió que el primer resultado fuese una crítica negativa y que esa me llevase a más. Me muestro particularmente de acuerdo con la que hacen en el blog Soli sub nocte per umbras, aparte de gustarme cómo está escrita. Concluyo dejando el párrafo que resume tan perfectamente lo que opino esperando no ofender a su autor:

Tras un comienzo que puede resultar sorprendente y prometedor, el libro va perdiendo tensión narrativa e interés a medida que avanza la historia. Su lenguaje sencillo, la manera en que se repiten ideas como si presenciáramos la manera de discurrir de un niño, la ingenuidad del protagonista – que nos aleja del dramatismo de lo que está sucediendo y que lleva a una pobre caracterización de los restantes personajes de la historia – y, sobre todo, su previsible, precipitado, y tan carente de emoción, desenlace hacen que, una vez finalizado el libro, añores la complejidad y el buen hacer de los escritores de verdad, de aquellos que pulen y vuelven a pulir una novela hasta que está lista para ser publicada.