Currently browsing tag

Paolo Giordano

Reseña: La soledad de los números primos ~ Paolo Giordano

Hacía tiempo que sentía curiosidad por este libro que discretamente se ha convertido en bestseller. La primera novela de Giordano ya lleva en sus solapas algún que otro premio y un éxito de ventas avalado por aquellos que gustan del dramatismo y los personajes raros.

Al contrario de lo que pueda hacernos creer su título, nada tiene que ver con las matemáticas sino más bien con las personas diferentes, únicas y con las peculiaridades de estos números.

.. lo había aprendido. Las decisiones se toman en unos segundos y se pagan el resto de la vida…

Mattia y Alice son dos números primos, raros, cercanos pero nunca juntos. Su infancia marcó el destino de ambos; ella por un accidente mientras esquiaba y él por su hermana gemela a la que perdió en extrañas circunstancias. Si a eso añadimos que Mattia tiene algo muy parecido al síndrome de Asperger, el resultado es dos protagonistas con los que se hace casi imposible identificarse y más aún comprender.

… por primera vez sintió que la inmensa distancia que los separaba era insignificante… estaban unidos por un hilo invisible, oculto entre mil cosas de poca importancia, que sólo podía existir entre dos personas como ellos.”

La prosa del autor es clara y fluida. El texto está estructurado de forma que engancha desde el tercer capítulo, que además son cortos, y entramos en la necesidad de saber más y de intentar alcanzar la mente de esos personajes atípicos. De este modo, la recta final se convierte en un no parar hasta arrasar con el texto a altas horas de la noche.

Podría decir que me gustó pero al cerrar el libro me quedé con un sinsabor con tendencia a lo amargo. No soy de las que buscan finales felices y comieron perdices, me gusta que el autor arriesgue, nos dé una muerte, una separación, un no-final, algo que nos haga expresar al aire “¡Mira lo que me has hecho!” o nos deje pensando ¿Qué quiso decir?. El problema con La soledad de los números primos es que me he quedado como estaba, no conecté con los personajes y recorrí casi 300 páginas sin descubrir nada nuevo más allá de una chica anoréxica egoísta y un chico inteligente que se automutila.

Soy consciente de que mi poco gusto por esta temática influye bastante en mi apreciación. No me gustan los personajes tan torturados psicológicamente que, además de no lograr evolucionar en los 24 años que dura la historia, se encierran en esa amargura que les consume la vida. Comprendo que haya gente que le pueda gustar, por algo existen los “dramas” y se vende tanto. Así que, si éste es tu estilo, desde luego encontrarás un libro muy entretenido, bien escrito y sobre todo que acaba enganchando. Yo por mi parte no lo recomiendo, no me ha aportado nada, ni considero que sea para tanto.

Citas a Medianoche #18

En primer curso de la universidad había estudiado ciertos números primos más especiales que el resto, y a los que los matemáticos llaman primos gemelos: son parejas de primos sucesivos, o mejor, casi sucesivos, ya que entre ellos siempre hay un número par que les impide ir realmente unidos, como el 11 y el 13, el 17 y el 19, el 41 y el 43. Si se tiene paciencia y se sigue contando, se descubre que dichas parejas aparecen cada vez con menos frecuencia. Lo que encontramos son números primos aislados, como perdidos en ese espacio silencioso y rítmico hecho de cifras, y uno tiene la angustiosa sensación de que las parejas halladas anteriormente no son sino hechos fortuitos, y que el verdadero destino de los números primos es quedarse solos. Pero cuando, ya cansados de contar, nos disponemos a dejarlo, topamos de pronto con otros dos gemelos estrechamente unidos. Es convencimiento general entre los matemáticos que, por muy atrás que quede la última pareja, siempre acabará apareciendo otra, aunque hasta ese momento nadie pueda predecir dónde.
Mattia pensaba que él y Alice eran eso, dos primos gemelos solos y perdidos, próximos pero nunca juntos.

Paolo Giordano (La Soledad de los Números Primos)